Afinar Fedora 13 despues de la instalación


Qué hacer despues de instalar Fedora?
Esta semana instale Fedora 13 (Goddard) en mi vieja laptop que ahora uso como “media center”. Me decidí por esta distro porque después de Ubuntu es el segundo lugar en el ranking de visitas según distrowatch.com y había escuchado buenos comentarios. Fedora tiene un fuerte enfoque al uso de software libre, así que no provee soporte ‘out of the box’ para formatos propietarios (una explicación mas detallada se puede encontrar en “Forbidden items“) así que para que mi laptop funcione correctamente como “media center” tuve que instalar los paquetes y complementos necesarios para reproducir los formatos más populares, incluyendo DVD, MP3, Quicktime, Windows Media, y otros. Comparto contigo los pasos que seguí.

Debes crear un shell script con los siguientes comandos:
#!/bin/sh
rpm -Uvh http://download1.rpmfusion.org/free/fedora/rpmfusion-free-release-stable.noarch.rpm
rpm -Uvh http://download1.rpmfusion.org/nonfree/fedora/rpmfusion-nonfree-release-stable.noarch.rpm
rpm -Uvh http://linuxdownload.adobe.com/adobe-release/adobe-release-i386-1.0-1.noarch.rpm
yum update
yum install ndiswrapper gstreamer-plugins-bad gstreamer-ffmpeg gstreamer-plugins-ugly wine libdvdread libdvdcss libdvdnav -y
yum install --exclude=AdobeReader* flash-plugin nspluginwrapper.{i686,x86_64} pulseaudio-libs.i686 alsa-plugins-pulseaudio.i686 libcurl.i686 -y
mozilla-plugin-config -i -g -v

Graba el script como “Fedora-forbidden.sh” y lo haces ejecutable:
chmod a+x Fedora-forbidden.sh

Despues tienes que abrir la consola como usuario root, para hacer esto tecleas:
su
Tecleas el password de root y ejecutas el shell script:
./Fedora-forbidden.sh

Explicación linea por linea
#!/bin/sh
Le dice al sistema que se trata de un shell script y que tiene que ejecutarlo como script.

rpm -Uvh http://download1.rpmfusion.org/free/fedora/rpmfusion-free-release-stable.noarch.rpm
rpm -Uvh http://download1.rpmfusion.org/nonfree/fedora/rpmfusion-nonfree-release-stable.noarch.rpm
rpm -Uvh http://linuxdownload.adobe.com/adobe-release/adobe-release-i386-1.0-1.noarch.rpm

Agrega repositorios extras: rpmfusion.org, que tienen políticas mas liberales respecto a los formatos propietarios; y adobe.com, que tiene la derechos del Flash player.

yum update
Instala todas las actualizaciones del sistema pendientes

yum install ndiswrapper gstreamer-plugins-bad gstreamer-ffmpeg gstreamer-plugins-ugly wine libdvdread libdvdcss libdvdnav -y
yum install --exclude=AdobeReader* flash-plugin nspluginwrapper.{i686,x86_64} pulseaudio-libs.i686 alsa-plugins-pulseaudio.i686 libcurl.i686 -y

Instala los paquetes solicitados necesarios para reproducir formatos multimedia propietarios, Ndiswrapper para instalar drivers de Windows, y Wine para instalar algún software de Windows.

mozilla-plugin-config -i -g -v
Configura el Firefox para que pueda utilizar el complemento para reproducir el formato Flash.

Fonts, RealPlayer y AdobeReader
Si tambien quieres instalar algunos fonts de windows, RealPlayer y AdobeReader, descargas los siguientes paquetes rpm:
msttcore-fonts-2.0-3.noarch.rpm
de la página de Mauriat Miranda.
RealPlayer11GOLD.rpm
AdobeReader_esp-8.1.7-1.i486.rpm

Y los instalas tecleando como root desde la consola:
rpm -Uvh /home/User/Descargas/RealPlayer11GOLD.rpm
rpm -Uvh /home/User/Descargas/msttcore-fonts-2.0-3.noarch.rpm
rpm -Uvh /home/User/Descargas/AdobeReader_esp-8.1.7-1.i486.rpm

Sobra recordarte que la ruta debe corresponder al lugar donde se descargaron los paquetes rpm.

Mientras escribo este post, estoy escuchando musica en formato mp3, y un rato mas veré una pelicula en DVD.

Conoces una manera más fácil de hacer esto? Compartela!

Anuncios

El contenido del Banco de Conocimiento

En entradas anteriores hemos venido comentando sobre la administración del conocimiento, la función del CKO (Chief Knowledge Officer) y el Banco de Conocimiento (KB) como una herramienta crítica para administrar, difundir y retener el capital intelectual en las organizaciones. Esta entrada tratará acerca del contenido del KB, qué temas, quién lo generará, con qué frecuencia y cómo deberá ser.

Definir qué temas y quién generará contenido
En un inicio, los temas que conformaran el contenido del KB debe ser definido por el CKO, o quien realice las funciones y actividades equivalentes. Se trata de establecer un esquema básico de conocimiento que incluya los grandes temas a partir de los cuales se ramificará el “árbol de conocimiento organizacional”.

Estos temas pueden ser asignados a individuos o a equipos de trabajo ‘expertos’ en los temas determinados. Cuando se asigne a un grupo de personas de localidades distantes estas pueden coordinarse usando el email o haciendo uso de otras tecnologías de ambiente colaborativo, como Wiki (¿quien no ha oído hablar de Wikipedia?) o Wave (de Google). Posteriormente, cuando el Banco de Conocimiento corporativo este ampliamente difundido, cada empleado de la empresa que tenga algo relevante que compartir puede ser un generador potencial de contenido, o por lo menos contribuir al banco de ideas que puedan servir de ideas trampolín en el futuro.

Determinar la frecuencia
La frecuencia de publicación de nuevas entradas es importante para mantener el entusiasmo y la atención del personal (sea en su faceta de lectores o colaboradores). Algunas empresas tal vez decidan publicar diariamente artículos breves; los reportes de referencia (White papers), el progreso de proyectos u otras secciones fijas semanal o quincenalmente; las bitácoras y lecciones aprendidas al concluir cada proyecto importante. Cada organización determinará la frecuencia que determine apropiada según sus necesidades y circunstancias.

Establecer la forma
Este punto, el cómo, es decir la forma y el fondo del contenido, es tal vez el punto que requiere más atención. Pues esto demanda determinar los criterios, estándares, políticas y lineamientos de contenido, un manual de estilo, etc. Si se utilizaran tecnologías de entornos colaborativos (Wiki o Wave) se deben definir las políticas y lineamientos para coordinar el trabajo en equipo. También, hay otros asuntos de carácter más bien legal, como los relacionados a la propiedad intelectual del contenido generado o citado en el KB, al que ha que prestarle la debida atención.

La primera publicación
Mi sugerencia es que la primera entrada en ser publicada debe ser la presentación del proyecto del KB por parte del CEO o del CKO de la empresa y al mismo tiempo las políticas de contenido, y de trabajo colaborativo si aplica.

El costo
Implementar un banco de conocimiento en tu empresa no es necesariamente caro. Si no deseas invertir puedes usar únicamente software libre y gratuito. Usando una computadora con LAMP puedes improvisar un servidor. Usando WordPress.org puedes poner en funcionamiento un blog que tendrá las funcionalidades básicas de un banco de conocimiento. Con Wave o PHPWiki puedes administrar el contenido generado a partir de trabajo colaborativo.

Gran parte del éxito del KB, ya te había comentado algo al respecto, radica en:

  • Calidad y relevancia de su contenido
  • Motor de búsqueda de palabras clave
  • Suscripción a Canal RSS o notificaciones automáticas vía email
  • Esquema de conocimiento bien definido
  • Organización del contenido bajo un buen sistema de etiquetas y categorías temáticas.

Todo esto orientado a localizar y accesar a la información relevante con unos cuantos clicks. Tal y como lo haces cuando los domingos por la noche le ayudas a tus hijos a hacer la tarea.

KB, el Banco de Conocimiento en la empresa

En una entrada anterior comentábamos que la visión corporativa de muchas organizaciones afirma que su activo más importante es su gente. En esa misma lógica, el activo más importante de las personas es el conocimiento que han adquirido. Muchas empresas han encontrado útil, en mayor o menor medida, implementar Intranets corporativas para impulsar el aprendizaje organizacional y la memoria corporativa. Lo cierto, es que la manera como están diseñadas no terminan de contribuir significativamente a la administración y retención del conocimiento organizacional. Y es que el aprendizaje corporativo va más allá de subir un archivo al sitio de Intranet o facilitar a los empleados acceso a bases de datos.

En la vida cotidiana, accesamos al conocimiento relevante (no discutiré en esta entrada sobre la vigencia/caducidad de la relevancia del conocimiento) de maneras distintas. No reinventamos la rueda diariamente. Por ejemplo, si deseas saber algo sobre algún tema en particular, te diriges a tu buscador favorito, tecleas las palabras clave y das ‘Enter’. No es casualidad que la palabra mas popular de la década pasada haya sido “Google”. O bien, si te interesa estar al día sobre algún tema, lo mas seguro es que te suscribas al canal RSS o a las notificaciones automáticas vía email para recibir las ultimas entradas del sitio de tu preferencia. O en tu sitio Web o blog favorito buscas entradas de tu interés usando el sistema de etiquetas y categorías. Resulta importante resaltar lo anterior, porque muchos confunden el Intranet con el Banco (o base) de Conocimiento (Knowledge Base en inglés) organizacional. Contar con un sitio de Intranet es un buen principio, pero no es lo mismo.

Banco de Conocimiento
El ‘banco de conocimiento’ (abreviado KB por sus siglas en inglés) es un repositorio central de información relevante, organizado adecuadamente para ser compartido a lo largo y ancho de una organización. El tipo de información a compartir puede incluir, aunque no se limita a:

  • Información de solución de problemas (Troubleshooting information)
  • Reportes/Informes de referencia (White papers)
  • Artículos
  • Catálogos
  • Manuales y Lineamientos
  • Tutoriales
  • Diagramas de flujo
  • Banco de ideas (Idea’s bank/parking-lot)
  • Biblioteca digital (o resúmenes ejecutivos de libros)
  • Respuestas a preguntas frecuentes (FAQ’s)

Todas las entradas de los tipos anteriores, deben estar organizados en ‘etiquetas de conocimiento’ (Knowledge tags) lo que incluye la descripción, categorización y clasificación temáticas y variará de empresa a empresa.

El conocimiento corporativo debe ser fácilmente accesible, como lo es en la vida cotidiana, para evitar realizar trabajo redundante, la periódica reinvención del hilo negro y la perdida de capital intelectual. Esto se logra usando herramientas, incluidas en lo que se conoce como Web 2.0, a las que estamos tan acostumbrados fuera de la oficina: motor buscador de palabras clave, canales RSS, notificaciones automáticas vía email y sistemas de organización de la información mediante el uso de etiquetas y categorías, entre otras.

En próximas entradas discutiremos sobre la generación y la política de contenidos para el banco de conocimiento.

CKO, el Administrador del Conocimiento en la empresa

Un dicho popular reza que “La información es poder”. Estarás de acuerdo mi querido ‘blogtor’ que la información y los datos relevantes ―el conocimiento pertinente y relevante― son herramientas poderosas. Esto es especialmente aplicable para las organizaciones. Pero cuantas veces en las empresas, sean estas pequeñas, medianas o grandes corporaciones transnacionales, se realiza trabajo redundante, se reinventa el hilo negro, o se pierde el capital intelectual cuando los empleados renuncian o son despedidos. La mayoría de las empresas son incapaces de retener el conocimiento valioso del tipo que genera ventaja competitiva.

Muchas compañías incluyen en su visión corporativa enunciados donde orgullosamente afirman que su activo más valioso son sus empleados. Independientemente de la veracidad de esa afirmación en la práctica cotidiana, lo cierto es que el activo más valioso de las personas es el conocimiento que poseen. En ese sentido, algunas empresas tratan de implementar conceptos como “Aprendizaje Organizacional” o “Memoria Corporativa” a través de la Administración del Conocimiento.

Administrar el Conocimiento en la empresa tiene principalmente los siguientes objetivos:

  • Identificar, recolectar y organizar el conocimiento existente.
  • Facilitar la creación de nuevo conocimiento.
  • Apuntalar la innovación a través de reutilizar y apoyar las habilidades de la gente a lo largo y ancho de la organización para lograr un mejor desempeño.

Algunas empresas para dar impulso a la administración del conocimiento han creado la figura del CKO (Chief Knowledge Officer, conocido en español como Principal Oficial o Director del Conocimiento) para que este sea el líder organizacional, responsable de garantizar que la organización maximice el valor que alcanza a través del “conocimiento”. O como lo explica Dalkir, el CKO es el responsable de la administración del capital intelectual y el custodio de las prácticas de Administración del Conocimiento en la organización.

Las responsabilidades del CKO incluyen cosas como:

  • Recopilar conocimiento (información y datos) relevantes útiles para la organización
  • Desarrollar el marco general que dirija la administración del conocimiento
  • Promover activamente la agenda de conocimiento dentro y fuera de la empresa
  • Supervisar el desarrollo de la infraestructura de conocimiento
  • Facilitar las conexiones, la coordinación y las comunicaciones
  • Fomentar el aprendizaje individual y el pensamiento innovador
  • Implementar planes de recompensa e incentivos
  • Determinar que tecnología es necesaria para el esfuerzo de administración del conocimiento y la implementación de estas tecnologías.
  • Poner en marcha procesos que faciliten la creación de aprendizaje organizacional.
  • Medir el impacto de la administración del conocimiento en el negocio.

Según el ciclo de vida del conocimiento, propuesto por Sunassee y Sewry, con el fin de crear y mantener el aprendizaje individual y organizacional, se identifican las siguientes etapas:

  1. Crear nuevos conocimientos
    • Identificar los conocimientos nuevos
    • Identificar los conocimientos antiguos y actuales
  2. Identificar los conocimientos relevantes para la organización
  3. Verificar el conocimiento seleccionado
  4. Capturar y organizar el conocimiento
  5. Diseminar y utilizar el conocimiento
  6. Combinar el conocimiento nuevo y re-evaluar los supuestos para crear conocimiento

El CKO debe administrar activamente todas las etapas del ciclo de vida del conocimiento, pero lo más importante es animar al personal para difundir el conocimiento y utilizarlo. El último paso del ciclo consiste en volver a evaluar los supuestos de la organización y hacer uso de estos nuevos supuestos con el conocimiento creado por la organización para crear nuevo conocimiento. Este proceso generará conocimiento innovador y permitirá a la organización producir productos y procesos de negocio innovadores.

Otras empresas han implementado estrategias como Intranet corporativo, Banco de Conocimiento (Knowledge Base), Wikis, u otras prácticas (como Wave, de Google Wave) de las Tecnologías del Conocimiento y de la Información. Comentaremos estas otras estrategias en futuras entradas.

Referencias:

Tips para integrar y estructurar tus escritos

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=writers&iid=235861″ src=”0232/cff56862-64c8-436a-ba4f-a0eae2ccb9d0.jpg?adImageId=9580737&imageId=235861″ width=”500″ height=”333″ /]

Escribir, y escribir bien es una condición básica para una buena comunicación. En plena era de la información, todo profesionista debiera ser experto en comunicación, pues la claridad y precisión redunda en el éxito o fracaso. Lo anterior es aplicable, tanto a la comunicación en los individuos como en las organizaciones. Seas médico, ingeniero, licenciado, contador o enfermera, si no sabes comunicar lo que sabes, es como si no lo supieras.

Desde siempre, la calidad de la comunicación está directamente relacionada con la calidad de lo que escribimos. En una entrada anterior, comentaba que escribir implica poder expresar coherente y correctamente las ideas que deseamos transmitir, considerando contenido y forma. También, ya comentaba sobre la preescritura como un paso del proceso de escritura. En esta entrada nos enfocaremos en el siguiente paso, la escritura.

En la escritura, posterior al paso de preescritura, identificamos tres grandes pasos: elaborar un borrador, revisarlo y editarlo.

Después del bosquejo derivado de la preescritura, se elabora un borrador que, poco a poco, bajo un proceso de revisión y edición se va puliendo. La elaboración del borrador conlleva un proceso sintáctico para eliminar vicios de redacción y vigilar la creatividad sintáctica. Este proceso sintáctico aplicado al borrador, no es otra cosa que seleccionar, combinar y ordenar palabras adecuadamente, para que expresen coherentemente las ideas. Al elaborar el borrador también hay que seleccionar el vocabulario, es decir, las palabras adecuadas, sinónimos, antónimos, etcétera. Esto dependerá en gran medida del público objetivo previamente identificado.

Al elaborar el borrador se cae con frecuencia en faltas de redacción como pleonasmos, ambigüedad, cacofonías, falta de concordancia, entre otras. Estas deben ser identificadas y eliminadas.

Para aprender a escribir bien, hay que aprender a leer bien. Entre más leas, mas estilos conoces, más palabras, más enfoques, etcétera. De esta manera, tu abanico de opciones a escoger se hace más amplio. Y claro, práctica, práctica y práctica. Si mantienes un blog, puedes de cuando en cuando pedir retroalimentación a tus lectores sobre la claridad, coherencia y utilidad de tus textos. Tal vez, no siempre te guste lo que tengan que decirte, pero es una excelente manera de mejorar.

Primeros tres pasos del proceso de escritura:

  1. Preescritura: establecer objetivo del escrito, delimitar, organizar, identificar audiencia, y buscar fuentes de información.
  2. Escritura: Definir partes del escrito, orden de las ideas, estructura de las oraciones, y el bosquejo general.
  3. Revisión. Puntos a revisar: enfoque del escrito, estructura, párrafos, frases, palabras, puntuación y nivel de formalidad, tono, y estilo.

Nuevamente, me permito aclarar, que al compartir estos consejos, no pretendo dar a entender que soy un escritor consumado. Solo comparto herramientas que me han sido útiles a lo largo de mis incursiones en la escritura de textos. Aclarado esto, la seguimos en Twitter?

Plan Familiar de Protección Civil, tú ya tienes el tuyo?

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=emergency+exit+sign&iid=5265410″ src=”6/f/4/a/Low_angle_view_aa16.jpg?adImageId=9373609&imageId=5265410″ width=”500″ height=”332″ /]

El Plan Familiar de Protección Civil es planear cómo actuar antes, durante y después de posibles desastres. Desastre es un evento que impacta negativamente a la sociedad, sus bienes y entorno, de modo que una situación normal la convierte en una situación de emergencia. Los fenómenos que provocan desastres varían de una región a otra. Así que el plan de una familia de Chihuahua, no puede ser el mismo para una de Guerrero, aunque obviamente tendrán algunos elementos en común. Incluso las circunstancias de cada familia son distintas, por eso el plan familiar de protección civil tiene que ser diseñado específicamente, para cada familia dependiendo de sus circunstancias.

En el plan familiar se deben considerar las medidas preventivas y conocimientos necesarios para actuar de manera organizada en caso de que se presente un desastre. Es importante que todos los miembros de la familia y demás personas que viven en el hogar conozcan las medidas detalladas en el plan. Los niños deben participar también, de hecho es critico, para que sepan que hacer y colaboren con los adultos. Aún cuando sus padres se encuentren trabajando durante el evento.

Entre los objetivos de este plan se encuentran los siguientes:

  1. Detectar y reducir los riesgos potenciales en tu casa y sus alrededores. Revisa el estado de la construcción, instalaciones, y mobiliario. Lo que se busca es que la casa ofrezca la mayor seguridad posible.
  2. Diseñar rutas de evacuación, y salidas más seguras y próximas para alejarse del lugar de alto riesgo cuanto antes.
  3. Saber que hacer. Prepararte para tomar las decisiones más adecuadas a fin de afrontar los desastres según las posibles circunstancias.
  4. Estar siempre preparados. Realiza periódicamente ejercicios o simulacros en el hogar con todos los integrantes de tu familia.
  5. Comunicar y comprometer a todos los miembros de la familia con el plan. Organiza con ellos, por lo menos dos juntas, una para planear y otra para darle seguimiento.

En la primer junta, la de planeación se debe:

  • Identificar conjuntamente los sitios mas seguros en el hogar, aquellos de mayor riesgo y un sitio para encontrarse en caso de desastre.
  • Identificar las diversas tareas a realizar y asignar responsabilidades
  • Mantener en buenas condiciones de uso y a la mano el equipo de emergencia (ya sabes, un radio de pilas, lámparas, etc.), así como un botiquín medico.
  • Nombrar al responsable de organizar el próximo simulacro
  • Revisar el almacenamiento de agua y víveres. Después de la primer junta se debe hacerse periódicamente.

La segunda junta familiar es para corroborar que cada responsable haya cumplido sus tareas y para acordar la fecha de realización del simulacro dentro del hogar. Es mas, puedes ensayar un plan conjunto con tus vecinos (cuadra, edificio, colonia, etc), si estos comparten tu interés por la protección civil. Hay grupos voluntarios que imparten capacitación y colaboran con acciones de protección civil, ponte en contacto con los de tu localidad.

El simulacro es un ensayo de cómo se debe actuar en caso de una emergencia, sea esta un terremoto, inundación, incendio, o cualquier otro evento. Permite comprobar anticipadamente si las acciones de preparación son eficientes, corregirlas para actuar correctamente ante los desastres. También, cumple una función cultural y social importante, pues fomenta la cultura de protección civil entre tu familia y tu comunidad.

Otras recomendaciones son:

  • Haz una lista de aquellos documentos y objetos importantes, después guardalos ordenadamente en una bolsa, caja o archivero portátil, resistente al agua y al fuego y tenlos a la mano.
  • También puedes hacer copias de los documentos, guardarlos en casa de un familiar o amigo de confianza, en otra zona, así en caso de perder los originales durante el desastre puedes echar mano de las copias.
  • Ten a la mano un directorio con teléfonos y direcciones de servicios de emergencia, protección civil, compañía de seguros, familiares, y los lugares que frecuentan, como sus trabajos, escuelas, gimnasios, etc. Conoce ubicación de hospitales más cercanos y la mejor manera de llegar a ellos.
  • Procura tener a la mano una caja de herramientas para reparaciones de emergencia, el equipo de emergencia y el botiquín de primeros auxilios (con instructivo), víveres enlatados y agua potable para por lo menos 2 días (tanto para el botiquín como para los víveres es importante revisar periódicamente las fechas de caducidad y reemplazar según sea necesario).
  • Mantente informado ante la proximidad de algún fenómeno previsible, como huracanes, tormentas, ciclones o inundaciones.
  • Decide oportunamente si permanecerás en tu hogar o acudirás a un refugio previamente identificado. Recibe orientación con tu Unidad de Protección Civil.

Después de realizar uno o varios simulacros, la familia debe analizar y evaluar las etapas que considere incorrectas y corregirlas. No olvides que la participación de los niños es critica en estos simulacros. Perfeccionen el plan hasta quedar convencidos de que es lo que se ha de hacer ante una situación real.

Creasy (Denzel Washington) en “Man on Fire” dijo “No hay tal cosa como difícil. Estás entrenado o no lo estas” (“There’s no such thing as tough. You’re either trained or untrained”). Contar con un plan familiar de protección civil, y entrenarse puede significar la diferencia.

Preescritura, planear y organizar tus escritos

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=writing&iid=7290591″ src=”1/7/a/8/High_angle_view_2ff5.jpg?adImageId=9300663&imageId=7290591″ width=”500″ height=”333″ /]

Muchos bloggers, columnistas, escritores, han pasado por los espantosos “bloqueos mentales”, cuando no se nos ocurre nada, con la pantalla o la hoja en blanco y nos gustaría que fluyeran las ideas. Oscar Wilde decía que para escribir necesitamos dos cosas: tener algo qué decir y decirlo. Escribir es más que conocer el abecedario o “juntar letras”. Escribir, cualquiera escribe. Solo es necesario amontonar palabras con cierto sentido. Pero si deseas hacer un uso serio de la comunicación escrita, debes ser capaz de expresar información coherente y correctamente para que esta sea entendida por otros. La escritura nos permite transmitir ideas, pensamientos, y posiciones ideológicas sobre un tema determinado. Comunicar algo por escrito no es fácil. Al no haber retroalimentación inmediata, cuando trasmitimos una idea podemos dar un mensaje equívoco. Lamento reconocer que en este blog que me haces el favor de leer, esto me ha pasado muchas veces.

Por un lado, entender el proceso de escritura te permitirá comenzar a escribir o salir del bloqueo mental mas rápidamente, y por otro, te permitirá organizar tus ideas para que tu texto final cumpla el propósito deseado. Si bien el Proceso de Escritura es recurrente para efectos de comprensión lo enumeraremos en los siguientes pasos:

  1. Preescritura
  2. Escritura
  3. Revisión
  4. Edición
  5. Publicación

A menos que seas un escritor consagrado, un buen escrito es casi siempre el resultado de un proceso de planeación, que va desde seleccionar el tema, recopilar información, realizar alguna investigación (que bien puede ser profunda o no, dependiendo del tema a tratar). Todo esto porque no queremos mal informar o presentar información incorrecta, no vigente, o no apegada a la realidad. En lo que el proceso de composición de textos se te da de forma natural, es mejor seguir formulas y pasos ya diseñados para lograr buenos textos, fluidos, lógicos y con sentido.

Escribir, como ya comente, involucra un proceso. Empezando con la selección del tema, la definición del propósito y la audiencia objetivo. Cuando ya sabemos lo q queremos decir, seguimos con la investigación y recolección d información, después organizamos el material derivado del paso anterior y posteriormente empezamos, ahora sí, a escribir el texto. Las ideas se convierten en palabras en un borrador. Sobre este vamos añadiendo, omitiendo, corrigiendo y puliendo el contenido del texto. Para efectos de esta entrada, me limitare a comentar el proceso de preescritura de un texto.

La preescritura nos ayuda a ordenar nuestras ideas, a evitar enfrentarse a la hoja en blanco sin un plan, perder el tiempo y “agarrar monte”. La preescritura comprende 2 etapas:1) Planeación del escrito y 2) Organización de la información.

Planeación del escrito

  • Identificar el tema. Es identificar la idea central del texto, respondiendo a la pregunta ¿qué quiero comunicar?
  • Definir el propósito. Responde a la pregunta ¿por qué voy a comunicar esto? En este paso, también defines el tono (o estilo, como le llaman algunos): humorístico, sarcástico, agresivo o ponderado.
  • Definir la audiencia. ¿Para quién escribo?
  • Definir el tipo de texto. Esto dependerá de las respuestas a las preguntas anteriores. Te texto, ¿será narrativo, descriptivo o argumentativo? ¿Explicarás, clasificarás o compararas?
  • Obtener información. El paso es la investigación, esta como ya sabes puede ser documental o de campo.

Usa como borrador lluvias de ideas, redes semánticas o mapas mentales para organizar las ideas que tienes hasta el momento. En mi caso particular, he encontrado más fácil organizar mis ideas a partir de mis breves actualizaciones en Twitter. Uso mis tweets a modo de mapas mentales y la interacción con mis amigos twiteros me permite identificar muchos de los elementos anteriores (aunque también eso me hace incurrir en faltas de ortografía, debido a las contracciones y abreviaciones usadas comúnmente en Twitter).

Organización de la información

  • Definir las partes de tu texto: Tesis-hipótesis, ideas principales y secundarias.
  • Seleccionar el material de apoyo: Ejemplos, citas, gráficos, etc. Cuidado al usarlos, pueden deslucir o desviarte del objetivo inicial.
  • Definir el orden. ¿Como presentaras la información? Bajo un esquema cronológico, espacial, de grado de dificultad y/o de orden de importancia?
  • Definir la estructura oracional. La introducción es crítica, un buen desarrollo se disfruta y una conclusión contundente se recuerda.
  • Definir el bosquejo general, es decir, las ideas q se usarán en la introducción, desarrollo, y conclusión. En el bosquejo no necesariamente escribes todo el texto, es simplemente hacer un esquema con las ideas que desarrollaras en cada una de las partes

Tanto en las introducciones y como en las conclusiones puedes usar anécdotas, citas, afirmaciones breves, analogías, síntesis (solo aplica en las conclusiones), etc.

Con estas recomendaciones no pretendo ni siquiera insinuar que soy un bloguero o escritor consumado. Las comparto contigo porque son herramientas que me han sido útiles durante mis incursiones en la composición de textos. Espero que a ti también te sean de utilidad.