Acelera tu conexión de internet en Ubuntu

Recientemente cambie el ruteador ADSL por uno inalámbrico y también instale la versión 10.04 de Ubuntu pero mi conexión de internet estaba verdaderamente lenta. La solución para acelerar la velocidad de internet es muy sencilla. Un primer paso consiste en utilizar OpenDNS para resolver mas rápidamente las direcciones DNS. Algunas veces el servidor DNS de tu proveedor de internet es muy lento y al cambiarlo mejora significativamente el tiempo de respuesta de tu navegador. Si no sabes que es DNS no te inquietes demasiado, confórmate con saber que este sistema permite asociar las direcciones de internet con sus identificadores binarios. Por ejemplo, el identificador de google.com es 74.125.45.100.

Cambiar a OpenDNS
Los pasos son en realidad muy sencillos. Primero, seleccionas Sistemas\Preferencias\Conexiones de red\ o das click en el icono de Redes (normalmente situado en la parte superior derecha) para abrir el administrador de conexiones de red. Editas tu conexión o creas una nueva, y seleccionas el tipo de conexión, en este caso una Inalámbrica. Bajo “Ajustes de IPv4” seleccionamos el método “Sólo direcciones automáticas (DHCP)”. En “Servidores DNS” tecleamos las siguiente direcciones
208.67.222.222, 208.67.220.220

Das click en “Aplicar” y despues visitas http://welcome.opendns.com para ver confirmar que ya estas utilizando OpenDNS.

O tambien puedes hacerlo desde la consola
sudo cp /etc/resolv.conf /etc/resolv.conf.auto
gksudo gedit /etc/dhcp3/dhclient.conf

Al documento dhclient.conf agregas la siguiente linea
prepend domain-name-servers 208.67.222.222,208.67.220.220;

Grabas y sales del editor. Y reinicias tu conexión de internet (reemplaza eth0 por el nombre de tu conexión):
sudo ifdown eth0 && sudo ifup eth0

Configurar un DNS local persistente
Además de lo anterior, también puedes hacer otro ajuste para acelerar la velocidad de navegación. En lugar de acudir al servidor OpenDNS cada vez que tu navegador deba buscar una dirección, se puede acelerar la búsqueda al alojar las direcciones que más utilices de manera local y persistente. Para hacer esto debemos instalar pdnsd con el soporte de otro paquete llamado resolvconf. Pdnsd almacenará las direcciones DNS y resolvconf habilitará su uso. Desde la consola deberás teclear lo siguiente:
sudo apt-get install resolvconf && sudo apt-get install pdnsd

Durante la instalación de pdnsd selecciona “Use resolvconf”. Para crear un archivo de configuración para que resolvconf utilice OpenDNS tecleas desde la consola:
gksudo gedit /etc/resolvconf/run/interface/opendns

En el documento “opendns” agregas las siguientes direcciones:
nameserver 208.67.222.222
nameserver 208.67.220.220

Grabas el documento, sales del gedit y tecleas:
sudo resolvconf -u

Para que te des una idea de como lo anterior mejora el tiempo de respuesta teclea lo siguiente:
dig ubuntu.com

Toma nota del “Query time” dado en msec. Vuelve a ejecutar el mismo comando:
dig ubuntu.com

Si todo esta funcionando correctamente, el tiempo de búsqueda bajo a 0 o 1 msec, porque la segunda vez de acudir al servidor de OpenDNS a obtener el identificador IP, pdnsd respondió con la información almacenada localmente en un lapso de tiempo despreciable.

Espero que con los pasos anteriores ahora sí puedas “navegar en infinitum” desde Ubuntu.

Anuncios

Es tan mala la rutina?

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=marathon&iid=7234749″ src=”1/7/8/f/Irena_Mikitenko_of_c65d.jpg?adImageId=12515116&imageId=7234749″ width=”380″ height=”328″ /]

He escuchado con alguna frecuencia a mucha gente quejándose de la rutina. “Mata el amor”, “la pasión” y hasta “la creatividad” dicen. Pero, muchas veces la rutina no es tan mala. Permítanme explicarles porque lo pienso así.

La constancia traducida en rutinas y hábitos esta detrás del éxito personal y profesional de muchos. Deportistas, estudiantes, empresarios, incluso amas de casa, debe sus logros a rutinas exitosas. Lo interesante de las rutinas es su predecibilidad. Lo es tanto que es fácil predecir hasta el resultado final. Por ejemplo, una rutina de ejercicios y buenos hábitos alimenticios tendrán como resultado perder peso y otra serie de beneficios estéticos y de salud asociados.

Las rutinas y los hábitos terminan por definir, en buena medida, lo que somos. Con frecuencia, nos ganamos etiquetas debido a nuestros hábitos. ‘Borracho’ le dicen al que tiene el hábito de beber y ‘estudioso’ al que estudia con regularidad. Lo cierto, es que por alguna razón vemos el éxito como una instantánea en el tiempo y no, como una sucesión de eventos. Vemos al maratonista cruzando la meta pero preferimos ignorar los meses de arduo entrenamiento que hubo detrás. Aplaudimos al artista al final del concierto pero pasamos por alto la esforzada rutina que lo llevó ahí.

Claro, que no todas las rutinas ni todos los hábitos nos producen satisfacción o nos darán buenos resultados de largo plazo. Algunos son inofensivos y otros hasta perjudiciales. El problema de estos últimos es que no siempre es sencillo relacionar su efecto negativo con la causa, pues suelen estar distantes en el tiempo y la conexión no es necesariamente clara.

A parte de escaparse de vez en cuando de la rutina, cuando esta se torna aburrida, es importante cortar por lo sano con las aquellas que son dañinas. Esos hábitos que silenciosamente van minando nuestra felicidad, salud o amor propio. Pero, también es importante enriquecer aquellas que nos han dado resultados positivos, esto con el fin de maximizar los buenos frutos. Decía mi hijo recientemente “mi rutina no es ni fracasada ni exitosa, sencillamente es aburrida”. La misma rutina aburrida pero necesaria puede dejar de serlo con un poco de creatividad, ya se introduciendo nuevos elementos, cambiando o eliminando partes de esta. Después de todo no todas las rutinas son tan malas. Aunque casi nunca lo vemos así, hay rutinas que nos mantienen con vida: comer y respirar.

Comparte con nosotros tus rutinas y hábitos exitosos!

Leyendo la Biblia en 1 año, el primer hito

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=milestone&iid=94231″ src=”0090/877d93c2-864e-41c7-a978-774f7787953b.jpg?adImageId=12299555&imageId=94231″ width=”234″ height=”351″ /]

Pasito a pasito, un día si y el otro también, el grupo de twiteros que estamos en el reto de leer la Biblia completa en un año hemos alcanzado el primer hito importante: terminar de leer los primeros cinco libros. Con frecuencia a estos libros, de Génesis a Deuteronomio, se les llama “el Pentateuco” o “la Ley”.

En el Génesis leímos sobre el inicio de la humanidad y la historia de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob. A Jacob se le cambia el nombre a Israel, el cual tiene 12 hijos de quienes descienden los israelitas. Pero, lo más conocido de la Ley son los 10 Mandamientos que formaban su parte básica, pero esta incluye otros cientos de leyes que eran de igual obligatoriedad para los israelitas.

Como ya comentamos en entradas anteriores, los primeros cuatro mandamientos definían la relación de Dios con el hombre; el quinto, con Dios y con los padres como sus representantes visibles; y los últimos cinco, con el prójimo. De estos últimos su orden se establece en función de la gravedad del daño causado: asesinato, adulterio, robo, falso testimonio y codicia (deseo egoísta). El décimo mandamiento, el que prohíbe la codicia, en realidad, revela la causa por la que se violan los otros.

Respecto a las demás leyes, unas 600 más, estas se pueden agrupar en los siguientes grandes aspectos:

  • Orden de gobierno teocrático. Dios es el Soberano Supreo (Exódo 19:5). Al ser así, la desobediencia a las leyes era una ofensa religiosa y un delito de lesa majestad, es decir, una afrenta contra el Jefe del Estado, contra Dios como Rey. No sorprende entonces, que con frecuencia leamos que el castigo por desobedecer para muchas leyes sea la pena de muerte.
  • Obligaciones religiosas. El mandamiento de la Ley mas importante (Marcos 12:30) las resume en “amar a Jehová con todo el corazón, mente, alma y fuerzas” (Deuteronomio 6:5; 10:12).
  • Deberes del sacerdocio. Se estabeció como los levitas ayudaría a los sacerdotes en el cumplimiento de sus deberes: enseñar la Ley de Dios, servir de jueces aplicando la ley divina, ofrecer sacrificios a favor del pueblo e inquirir de Dios mediante el urim y tumim.
  • Pertenenencia a la nación de Israel. Ser parte del pueblo escogido por Dios no estaba limitado solo a los nacidos en territorio israelita, la Ley establecía a quienes se podía o no admitir. Todos los residentes, israelitas o no, estaban obligados a cumplir la Ley.
  • Sistema judicial. Se establecieron leyes que regulaban los casos judiciales que contribuían a mantener a la nación sin contaminación, y proteger el bienestar de todos y cada uno de los israelitas. Estas leyes ponían de relieve la justicia y misericordia divinas.
  • Matrimonio, relaciones familiares y moralidad sexual. Estas leyes protegían la santidad, dignidad y honor de la familia, del matrimonio y de las personas.
  • Practicas comerciales. Se defendía tanto la honradez tanto en las relaciones comerciales como el respeto al hogar y propiedad ajena.
  • Leyes militares. Tenían el propósito de regular las guerras que Israel libró para hacerse de la ‘Tierra Prometida’. Prohibía las guerras motivadas por egoísmo o el afán de conquista mas allá de los limites dados por Dios.
  • Leyes dietéticas e higiénicas. Servían para mantener a los israelitas separados de las demás naciones para recordarles que eran un pueblo santo y dedicado a Dios (Levítico 19:2). Fomentaban la limpieza y la buena salud.
  • Otras obligaciones hacia el semejante. El segundo de los dos mandamientos mas importantes especificaban “tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:37-40; Levítico 19:18).

Aunque todavía no llegamos ahí es importante comentar que para los cristianos la Ley cumplió por lo menos 3 objetivos:

  1. Poner de manifiesto las transgresiones; mostrar que los israelitas necesitaban el perdón de sus ofensas y que se requería un sacrificio mayor que verdaderamente pudiera expiar los pecados (Gálatas 3:19).
  2. Como un guardián o tutor, salvaguardar y disciplinar a los israelitas, preparándolos para la llegada del Mesías (Gálatas 3:24).
  3. Algunos aspectos de la Ley representaron cosas mayores por venir; estas ayudaron a los israelitas sinceros a esperar e identificar al Mesías, pues pudieron ver cómo cumplía estos modelos proféticos (Hebreos 10:1; Colosenses 2:17).

El siguiente hito en el programa de lectura que estamos siguiendo es completar los Evangelios. Ya les contaré como nos va, espero que lleguemos ahí con éxito. En esta nueva etapa otros twiteros más se unieron al grupo inicial. A los nuevos les doy la bienvenida al reto @Biblia_en_365. Al grupo inicial, nos felicito!

Aunque solo son 10 o 15 minutos diarios, siempre meter en control los distractores es difícil, por eso a todos nos digo: Ánimo! Y gracias por acompañarme este año, en verdad lo aprecio.

Lo comentamos en twitter?

El círculo vicioso del primer empleo

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=resume&iid=5199505″ src=”4/2/8/4/businessman_and_a_2502.jpg?adImageId=11609446&imageId=5199505″ width=”380″ height=”287″ /]

Muchos jóvenes recién egresados de la universidad se enfrentan, a lo que yo llamó, el círculo vicioso del primer empleo. Que bien podría resumirse con la siguiente, al parecer, irresoluble paradoja: “Para conseguir tu primer empleo como profesionista te solicitan experiencia, pero no puedes adquirir experiencia si antes no consigues un empleo”.

A continuación te daré algunas sugerencias que espero te sean útiles a la hora de escribir en tu curriculum vitae el temido apartado dedicado a la experiencia laboral.

Los empleadores, sean estos patrones o responsables de recursos humanos, buscan personas responsables y confiables, por eso:

  • Incluye actividades responsables que hayas realizado. Estas pueden ser el servicio social, prácticas profesionales, voluntariados o proyectos comunitarios.
  • Puedes listar algunas actividades profesionales “probono”que hayas realizado para familiares o amigos.
  • Cita empleos anteriores, aun y cuando no hayan sido a nivel profesional. Si no has tenido ninguno puedes mencionar actividades en las que te hayas autoempleado (no sé, lavar autos, cuidar niños, etc.).

Muchos jefes valoran mucho las buenas habilidades de comunicación, por lo que es buena idea:

  • Mencionar tus colaboraciones en algún periódico, revista o sitio web. Incluso puedes hacer referencia a las entradas de tu blog personal sobre temas o actividades relacionadas a tu formación profesional (estas deben estar escritas de manera muy profesional).

Todos buscan contratar personas honestas para conformar sus equipos de trabajo, por eso:

  • No mientas, ni exageres sobre tu experiencia.

Cuando acudas a entrevista, te recomiendo que vayas nítidamente vestido. No olvides lustrar tus zapatos. Procura dar la apariencia mas profesional posible. Habla pausadamente, piensa antes de responder y se honesto.

Qué otras sugerencias te gustaría compartir? Escríbela en los comentarios.

Diferencias entre las distros de Linux. Cuál escoger?

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=linux&iid=4395510″ src=”d/f/7/7/Oracle_CEO_Lawrence_20ee.jpg?adImageId=11070484&imageId=4395510″ width=”380″ height=”231″ /]

Las preguntas recurrentes entre los que quieren iniciarse en Linux son “Cual es la diferencia entras las numerosas distribuciones de Linux?” y “Qué distribución debo escoger?”. Es difícil responder a esta última pregunta de manera objetiva. Normalmente, los que ya llevamos algo de tiempo usando Linux te recomendaremos la distro que usamos actualmente o alguna que por razones sentimentales es nuestra favorita. Aunque, siendo honestos, también la primer pregunta sobre las diferencias entre distros, es complicada de responder. Te encontrarás tantas respuestas como usuarios de Linux para ambas preguntas. Trataré de dar mi respuesta a estas preguntas en los siguientes párrafos.

Cual es la diferencia entras las numerosas distribuciones de Linux?
Todas las distribuciones de Linux (llamadas tambien Linux distros o GNU/Linux distros) comparten el mismo núcleo del sistema operativo, conocido como Kernel. Actualmente hay unas 300 distribuciones en desarrollo activo. Cada distribución consiste en una amplia colección de software como procesadores de palabras, hojas de cálculo, reproductores de archivos multimedia, aplicaciónes de bases de datos, etc. Aquí encontramos la primera diferencia importante, en el software que viene incluido en cada distro.

Hay distribuciones comerciales por las que hay que pagar una licencia. Otras, la gran mayoría, son software libre. Algunas, de hecho las mas populares, son software libre pero al mismo tiempo ofrecen soporte comercial como Fedora, openSUSE, Ubuntu, y Mandriva Linux, proporcionado por sus auspiciadores Red Hat, Novell, Canonical Ltd., y Mandriva, respectivamente. Otras distros, también muy populares, estan completamente mantenidas por la comunidad como Debian y Gentoo. Y otras no están relacionadas con empresa o comunidad alguna, siendo la distro mas popular de este caso Slackware.

Algunas distros estan diseñadas para servir como sistemas operativos completos para computadoras personales o de escritorio, servidores, o netbooks. Otras, las llamadas minimalisticas, son normalmente usadas para sistemas integrados (embedded systems) o para arrancar desde una memoria USB o Floppy. Hay otras, que incluyen versiones LIVE (LIVE CD) que permiten probarlas sin necesidad de instalar nada en tu disco duro, al correr solamente desde el CD.

En el entorno de escritorio (desktop environment en inglés) encontramos otra diferencia. GNOME, KDE y Xfce son los entornos de escritorio mas populares en Linux. Estos estan basados en el sistema/protocolo de interfaz gráfica de usuario (GUI) X Window System (comúnmente llamado X o X11). Esta, en mi opinión es la principal diferencia, puesto que salta a la vista.

Otra diferencia importante radica en el sistema de gestión de paquetes (package management system). Entre los mas populares estan los basados en RPM (Red Hat), DEB (Debian), PACMAN (Arch Linux), PORTAGE (Gentoo), TGZ (Slackware).

La mayoría de las distribuciones permiten instalar software no incluido en esta. Por ejemplo, en una distribución con el entorno de escritorio GNOME, incluido por defecto, podemos instalar KDE sin mayor problema. Incluso, algunos usuarios expertos descartan el uso de una distribución en particular, al armar su propio sistema operativo a la medida usando “distros” como Linux From Scratch. Aunque esto lo recomiendo sólo para usuarios expertos, o usuarios avanzados acompañados de un adulto responsable.

En resumen, se puede aplicar cualquier cantidad de criterios para clasificar las distros: comerciales, no comerciales, completamente libres, con software privativo, para escritorio, para servidor, sistemas integrados, orientadas a usuarios novatos o expertos, de uso especifico (como firewalls, clusters, o routers), que requieren o no instalación, por el tipo de gestor de paquetes, por el entorno de escritorio, por la región o lenguaje, orientados a la producción de multimedia, y un largo etcétera. Eso nos lleva a la siguiente pregunta.

Qué distribución debo escoger?
Es muy probable que después que leas mi recomendación dirás algo como “tanto rollo para nada” e inmediatamente después hagas alguna mención a mi madre o incluso a mi padre (dependiendo el grado de tu molestia y decepción) pero correré el riesgo. Mi recomendación es que selecciones una del Top 5 de Distrowatch durante los últimos 6 a 12 meses. Te sugiero esto, pues al ser de las distros mas populares, encontraras una comunidad lo suficientemente grande para encontrar buena documentación en linea y en tu idioma o ayuda en foros o blogs. Y también es mas probable que al haber una comunidad mas grande existan en el mercado buenos libros o artículos en revistas. Siendo así podrás convertirte en un usuario de Linux avanzado en poco tiempo.

Preescritura, planear y organizar tus escritos

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=writing&iid=7290591″ src=”1/7/a/8/High_angle_view_2ff5.jpg?adImageId=9300663&imageId=7290591″ width=”500″ height=”333″ /]

Muchos bloggers, columnistas, escritores, han pasado por los espantosos “bloqueos mentales”, cuando no se nos ocurre nada, con la pantalla o la hoja en blanco y nos gustaría que fluyeran las ideas. Oscar Wilde decía que para escribir necesitamos dos cosas: tener algo qué decir y decirlo. Escribir es más que conocer el abecedario o “juntar letras”. Escribir, cualquiera escribe. Solo es necesario amontonar palabras con cierto sentido. Pero si deseas hacer un uso serio de la comunicación escrita, debes ser capaz de expresar información coherente y correctamente para que esta sea entendida por otros. La escritura nos permite transmitir ideas, pensamientos, y posiciones ideológicas sobre un tema determinado. Comunicar algo por escrito no es fácil. Al no haber retroalimentación inmediata, cuando trasmitimos una idea podemos dar un mensaje equívoco. Lamento reconocer que en este blog que me haces el favor de leer, esto me ha pasado muchas veces.

Por un lado, entender el proceso de escritura te permitirá comenzar a escribir o salir del bloqueo mental mas rápidamente, y por otro, te permitirá organizar tus ideas para que tu texto final cumpla el propósito deseado. Si bien el Proceso de Escritura es recurrente para efectos de comprensión lo enumeraremos en los siguientes pasos:

  1. Preescritura
  2. Escritura
  3. Revisión
  4. Edición
  5. Publicación

A menos que seas un escritor consagrado, un buen escrito es casi siempre el resultado de un proceso de planeación, que va desde seleccionar el tema, recopilar información, realizar alguna investigación (que bien puede ser profunda o no, dependiendo del tema a tratar). Todo esto porque no queremos mal informar o presentar información incorrecta, no vigente, o no apegada a la realidad. En lo que el proceso de composición de textos se te da de forma natural, es mejor seguir formulas y pasos ya diseñados para lograr buenos textos, fluidos, lógicos y con sentido.

Escribir, como ya comente, involucra un proceso. Empezando con la selección del tema, la definición del propósito y la audiencia objetivo. Cuando ya sabemos lo q queremos decir, seguimos con la investigación y recolección d información, después organizamos el material derivado del paso anterior y posteriormente empezamos, ahora sí, a escribir el texto. Las ideas se convierten en palabras en un borrador. Sobre este vamos añadiendo, omitiendo, corrigiendo y puliendo el contenido del texto. Para efectos de esta entrada, me limitare a comentar el proceso de preescritura de un texto.

La preescritura nos ayuda a ordenar nuestras ideas, a evitar enfrentarse a la hoja en blanco sin un plan, perder el tiempo y “agarrar monte”. La preescritura comprende 2 etapas:1) Planeación del escrito y 2) Organización de la información.

Planeación del escrito

  • Identificar el tema. Es identificar la idea central del texto, respondiendo a la pregunta ¿qué quiero comunicar?
  • Definir el propósito. Responde a la pregunta ¿por qué voy a comunicar esto? En este paso, también defines el tono (o estilo, como le llaman algunos): humorístico, sarcástico, agresivo o ponderado.
  • Definir la audiencia. ¿Para quién escribo?
  • Definir el tipo de texto. Esto dependerá de las respuestas a las preguntas anteriores. Te texto, ¿será narrativo, descriptivo o argumentativo? ¿Explicarás, clasificarás o compararas?
  • Obtener información. El paso es la investigación, esta como ya sabes puede ser documental o de campo.

Usa como borrador lluvias de ideas, redes semánticas o mapas mentales para organizar las ideas que tienes hasta el momento. En mi caso particular, he encontrado más fácil organizar mis ideas a partir de mis breves actualizaciones en Twitter. Uso mis tweets a modo de mapas mentales y la interacción con mis amigos twiteros me permite identificar muchos de los elementos anteriores (aunque también eso me hace incurrir en faltas de ortografía, debido a las contracciones y abreviaciones usadas comúnmente en Twitter).

Organización de la información

  • Definir las partes de tu texto: Tesis-hipótesis, ideas principales y secundarias.
  • Seleccionar el material de apoyo: Ejemplos, citas, gráficos, etc. Cuidado al usarlos, pueden deslucir o desviarte del objetivo inicial.
  • Definir el orden. ¿Como presentaras la información? Bajo un esquema cronológico, espacial, de grado de dificultad y/o de orden de importancia?
  • Definir la estructura oracional. La introducción es crítica, un buen desarrollo se disfruta y una conclusión contundente se recuerda.
  • Definir el bosquejo general, es decir, las ideas q se usarán en la introducción, desarrollo, y conclusión. En el bosquejo no necesariamente escribes todo el texto, es simplemente hacer un esquema con las ideas que desarrollaras en cada una de las partes

Tanto en las introducciones y como en las conclusiones puedes usar anécdotas, citas, afirmaciones breves, analogías, síntesis (solo aplica en las conclusiones), etc.

Con estas recomendaciones no pretendo ni siquiera insinuar que soy un bloguero o escritor consumado. Las comparto contigo porque son herramientas que me han sido útiles durante mis incursiones en la composición de textos. Espero que a ti también te sean de utilidad.

La capital mundial de los parqueros (franeleros)

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=valet+parking&iid=244965″ src=”0241/f9a4358a-37a9-4cf0-98cd-e504d8001185.jpg?adImageId=8446048&imageId=244965″ width=”500″ height=”333″ /]

Son conocidos, dependiendo del lugar, como franeleros, vienevienes, cuidacoches, etcétera, y son como los valet parking pero en “region 4″. Acá en la frontera, por el efecto de la transculturización, les llamamos ‘parqueros’ por una ‘pochista’ derivación de la palabra ‘parking’ (estacionamiento).  En la frontera grande del estado grande, desde hace por lo menos 30 años existe este oficio. Yo sostengo la hipótesis (y lo seguiré haciendo hasta que alguien demuestre lo contrario) de que fue en la frontera grande, Cd. Juárez, donde surgió el mencionado oficio.

En parte, la razón de ser del oficio de parquero, es la falta de cultura vial del fronterizo que es incapaz de circular en sus vehículos respetando los límites de velocidad, sea en las calles o en los estacionamientos. De eso surge la necesidad de otro par de ojos que ‘nos eche aguas’ para evitar un choque o un susto.

En esta frontera, dejada de la mano de Dios, los puedes ver afuera de los antros y restaurantes, en los estacionamientos de los centros y plazas comerciales chicas, medianas y grandes, incluso, dentro de los estacionamientos de paga.

Están los muy viejecitos y los jovenazos rebosantes de vida. Los que te ayudan a guardar las bolsas del mandado en la cajuela de tu coche y los que se aparecen súbitamente cuando estas por retirarte. Hay los que al descubrir a un ladrón lo acorralan y lo tunden a golpes, y desgraciadamente, los que colaboran con las bandas de robacoches. También están, en mi opinion estos son los mas abusivos, los del “son 20 pesos” y si no se los das, altas probabilidades existen de que cuando salgas del antro o del restaurante encuentres la pintura de la puerta de tu coche rayada o una mica quebrada.

En la frontera se nos va la vida en parqueros. Un fronterizo promedio se estaciona unas 2 veces diarias y les da, digamos, $5, lo que anualizado nos da poco más de $1,500. Por eso digo, ¡se nos va la vida en parqueros!

Mi amigo Mundo y yo hemos tenido encuentros cercanos con parqueros muy simpáticos. El primero fue al salir de un antro fronterizo. El pobre hombre tuvo la desfortuna de pararse justo en el punto ciego y cuando Mundito se echó en reversa golpea al señor y lo manda a volar unos 2 metros, el incidente no paso a mayores, creo. La verdad es que mi amigo ya estaba en estado inconveniente pero no tengo razón para dudar de su versión de lo ocurrido pues, como ya bien saben, los franeleros tienen la virtud de colocarse fuera del alcance de tus espejos retrovisores. La otra tuvo lugar en la ciudad hondureña de San Pedro Sula nuevamente saliendo de un antro, restaurante o karaoke (la verdad no recuerdo, a este muchacho Mundo era difícil seguirle el paso), estamos por subirnos al auto cuando se nos acerca un tipo malencarado con sendo machete en mano y nos dice “son 20 lempiras”, siendo honestos nos puso un susto del carajo (nunca he sido cobarde, pero tampoco me gusta alardear de macho). La verdad es que le hubiéramos dado hasta 200, lo bueno es que justo antes de empezar a gritar como nenas nos dimos cuenta que se trataba de la versión hondureña del vieneviene, nomas que en lugar de franela usaba machete (aprovecho la ocasión para insistir que este tipo de detalles son los que deberían informarte cuando llegas a suelo hondureño o en un folleto en la arrendadora de autos, porque un susto de estos puede derivar en un conflicto hasta diplomático, yo digo). ¡Buen susto nos llevamos! ¿Recuerdas Mundito?