2010 el año de la recuperación según el presidente del empleo

La frase con la que intitulé esta entrada la leí en una de las actualizaciones de Facebook de ‘Mahomita’, un querido compañero de la preparatoria, e ilustra con claridad la falta de credibilidad del responsable actual de la presidencia de la republica y lo cuestionada que es su capacidad por la ciudadanía. Es cierto que factores externos supusieron retos especialmente difíciles, pero se supone que esa silla esta reservada para los que quieren resolver problemas especialmente difíciles. Cuando no se tiene el respaldo de las instituciones, las fuerzas armadas o una organización, para un líder la capacidad y la credibilidad son los únicos activos con los que cuenta. Ejemplos, tristemente, tenemos muchos en Latinoamérica.

En el día con día, el niño jefe de grupo, la madre de familia, el hombre de la casa, el visionario de los negocios, el dirigente de una nación o cualquier otro individuo que desempeñe alguna función de liderazgo, aunque esta parezca menor, necesita 1) tener la capacidad y 2) que los que lo deben seguir crean que la tiene. Capacidad y Credibilidad.

No se trata del descubrimiento del hilo negro, ni mucho menos. Este es un hecho básico, que incluso descubre el niño que poco a poco va dejando de creer en las promesas del papá, hasta que un día el niño reconoce que su padre (o madre, para el caso es lo mismo) ‘es un mentiroso’. Pero como ‘prometer no empobrece’…

La verdad es que ‘prometer sin cumplir’ si empobrece. Empobrece la credibilidad. Escuche a un compañero de trabajo decir “prometer me hace buena persona, y cumplir me hace mejor persona’. La credibilidad es sumamente difícil de recuperar, como bien lo puede constatar el esposo infiel después que ha sido descubierto al que le han hecho el gran favor de perdonarlo y no demandarle el divorcio. La credibilidad tiene poco que ver con la capacidad, van juntas pero no están relacionadas proporcionalmente.

Como dice mi madre “al final del día lo único que hace valer al hombre es su palabra”.

Un comentario en “2010 el año de la recuperación según el presidente del empleo

  1. …el felipillo, recuerdo que a Fox le diagnosticaron depresión antes del fin de su sexenio, además de un divorcio con la realidad, creo que lo suyo era nada comparado con Felipe.

    Al hombre no le dejan trabajar, hasta las pocas cosas buenas y ciertas que ha dicho o propuesto son atacadas, siempre buscándole el lado negativo y lo que “está detrás”, pero con una izquierda tan mediocre como la nuestra no es sorpresa que el país no vaya más que para atrás, a la intrascendencia y al estancamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s