Disfruta la vida como millonario, sin serlo

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=Yacht&iid=5092046″ src=”a/e/e/f/Two_couples_having_4a89.jpg?adImageId=8284848&imageId=5092046″ width=”500″ height=”333″ /]

Recuerdo que no hace mucho, estábamos con un amigo en el centro comercial viendo relojes, cuando vi uno que me pareció precioso. —Lo voy a comprar— le dije a mi amigo, —Pero si ya tienes uno, ¿no crees que te veras ridículo con dos relojes en la muñeca?. Aunque, evidentemente mi propósito no era usar dos relojes al mismo tiempo, si me dejo reflexionando en la importancia de valorar lo que se tiene y especialmente en la capacidad de disfrutarlo. No se necesita tener docenas de cada cosa que necesitamos, sino tener, tal vez, solo una lo suficientemente buena para disfrutarla.

Estamos muy ‘metalizados’. Incluso, muchos se refieren a la acción de disfrutar la vida con la expresión ‘vivir como millonario’. Lo cierto es que para disfrutar los mayores placeres de la vida no se requiere ser ni medianamente rico, solo se requiere de la actitud correcta.

Lo bueno no necesariamente debe ser caro. El secreto esta en tener, de lo necesario, lo mejor que podamos pagar. Cuando nos esforzamos en tener lo mejor, independientemente de poder o no pagarlo, nos llenamos de deudas que nos estresan y nos llenan de agobio y eso a su vez nos impide disfrutar lo que tenemos. Pensemos por ejemplo en los siguientes ‘grandes placeres’:

Dormir. Pasamos por lo menos la tercera parte de nuestras vidas durmiendo (8 horas de 24 que tiene el día), así que definitivamente necesitamos de solo un buen colchón que nos ayude a disfrutar nuestro sueño y descanso. Es posible conseguir un buen colchón a un precio razonable.

Automóvil. Supongamos que pasamos en promedio 1 hora al día viajando en coche, lo que equivaldría a un 4,17%. ¿Sería razonable dedicar mas del 20% de nuestros ingresos en autos? Es probable que sea mas conveniente invertir en un buen colchón.

Comer. La buena comida no tiene que ser cara. En los restaurantes caros pagas mas que nada por el ambiente, no tanto por la comida. Trata de recordar una comida que hayas disfrutado mucho. Es probable que se te venga a la mente las comidas que hayas disfrutados con tu pareja, familia o con amigos. Invierte en tus relaciones personales: pareja, familia y amigos. Así cada comida será solo el pretexto para disfrutar con ellos.

Vestir. Hay un alto ejecutivo de una televisora que viste los mejores trajes que el dinero puede comprar, pero se ve definitivamente mal en ellos. Invierte tiempo en tu imagen, busca ropa cómoda y bonita que vaya contigo. En la ropa de marca pagas mas por la pequeña etiqueta y las carísimas campañas publicitarias que por la ropa en sí. Puedes sentirte mas cómodo y lucir mejor vestido que cualquier millonario.

Esparcimiento y tiempo libre. Dedica tu tiempo libre en hacer cosas que realmente te gusten y disfrutes. Aprovecha para disfrutar con las personas que te importan. No necesitas unas vacaciones en Las Bahamas que el resto del año te estarán quitando el sueño porque ya no sabes como bajar el saldo de tu tarjeta de crédito. Si no tienes mucho dinero para ir a algún lugar exótico con la familia ¡usa la imaginación!

La capacidad de disfrutar no tiene nada que ver con el nivel socioeconómico. Conozco gente rica que ‘nada les gusta’ porque son incapaces de disfrutar. Por otro lado, conozco niños muy, muy pobres, que son capaces de reír y disfrutar mientras se imaginan que una vieja escoba es un gallardo y negro corcel.

No estoy diciendo que te vuelvas un conformista: invierte en ti y en tus relaciones personales, haz ejercicio, aliméntate bien, cuida tu salud, compra ropa cómoda y bonita, un buen automóvil, un buen colchón…

Disfruta, esfuérzate pero siempre disfruta. ¡Qué nunca se te olvide para que trabajas y te esfuerzas tanto! Disfruta la vida como millonario, aunque no lo seas. Y si lo eres, pues de todas formas ¡Disfruta!

2 comentarios en “Disfruta la vida como millonario, sin serlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s