No te rindas ante el cambio

[picapp src=”0173/9adaefa5-1b08-4c9a-a9f8-d62a8d084ef8.jpg?adImageId=7108479&imageId=177090″ width=”500″ height=”333″ /]
Cambiar toma más tiempo de lo que pensamos y el proceso es difícil. Reconocer estos hechos pueden hacer que tus intentos de cambio sean más exitosos. Investigadores de la Northwestern’s Kellogg School of Management, han investigado por qué la gente renuncia a sus objetivos de cambio y han descubierto cinco de las razones más comunes. La comprensión de estos obstáculos te ayudarán a aplicar una ‘vacuna’ preventiva y aumentar tus probabilidades de no caer en las trampas de siempre.

Sentido de pertenencia
Solo tu te haces mejor a ti mismo. Para tener una oportunidad real de éxito, se tiene que asumir la propiedad personal y asumir la creencia interna: “Esto va a funcionar si y sólo si, yo hago que funcione. Voy a hacerlo funcionar”.

Tiempo
Cuando se establecen objetivos para el cambio de comportamiento es importante ser realista acerca del tiempo que necesitamos para producir resultados positivos y duraderos. Hábitos que han tenido años para desarrollarse no van a desaparecer en una semana. Fija expectativas de tiempo que sean entre un 50% a 100% más de lo que pensaste que se necesitará para ver los resultados, y después, agrégale un poquito más.

Dificultad
El sesgo del optimismo al momento de elaborar objetivos no solo aplica al tiempo, sucede lo mismo con el factor dificultad. No sólo tomas mas tiempo de lo que inicialmente pensamos, también requiere un trabajo más duro de lo que anticipamos.

Al establecer objetivos, es importante aceptar el hecho de que un cambio real requiere de un trabajo real. Reconocer que el precio para el éxito desde el inicio del proceso de cambio ayudará a evitar la decepción que puede ocurrir cuando surjan desafíos y problemas más adelante.

Distracciones
La tendencia es subestimar las distracciones y otros objetivos que competirán con el nuestro que siempre van a aparecer durante todo el año. Es difícil anticipar que crisis surgirá pero es seguro de que alguna lo hará. Planear las distracciones de antemano y asumir que la crisis es la nueva normalidad probablemente te acercará a la realidad que te espera.

Mantenimiento
Una vez que se ha fijado un nuevo objetivo y se han puesto todos los esfuerzos necesarios para alcanzar la meta, puede ser difícil enfrentar la realidad de lo que se necesita para mantener el nuevo status quo.

El cambio real requiere un verdadero esfuerzo. Las “soluciones rápidas” son rara vez significativas. Las distracciones y las cosas que compiten por nuestra atención van a surgir con frecuencia. Cambios en cualquier tipo de comportamiento no resolverán todos los problemas de la vida, pero cualquier cambio significativo probablemente requerirá una vida de esfuerzo.

Fuente:
http://blogs.harvardbusiness.org/goldsmith/2009/09/dont_give_up_on_change.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s