Abuso sexual de menores: lo que debemos saber?

El abuso sexual infantil es un tema intimidante. Es abrumador, especialmente para los que somos padres, pensar en la perversidad de quienes buscan niños para tomar ventaja de ellos.
[picapp src=”3/5/9/1/Abuse_Victims_Protest_72b9.jpg?adImageId=5159939&imageId=800868″ width=”500″ height=”333″ /]
Qué es el abuso sexual de menores?
El adulto que utiliza a un niño para satisfacer su apetito sexual esta cometiendo abuso sexual infantil. Generalmente implica actos como acariciar los órganos genitales, realizar el coito y practicar el sexo oral o anal, u otros actos abusivos como acariciar los pechos, hacer proposiciones deshonestas explícitas, mostrar pornografía, gozar espiando a otros (voyerismo) y mostrar los genitales (exhibicionismo).

Estadísticas alarmantes
Estuve haciendo un poco de investigación para compartir algunas estadísticas con ustedes, estuve a punto de quedarme paralizado y no escribir esta entrada. Pero sin afán de causar paranoia pero si de que como padres estemos alertas decidí que valía la pena compartirles lo que encontré.

  • Algunos expertos sostienen q el depredador sexual mas común es el que ostenta la figura paterna y también otros familiares varones.
  • En un 90% de los casos, el agresor es una persona que el niño conoce y en quien confía.
  • En algunos lugares hasta el 30% ha sido objeto de algún tipo de agresión sexual durante su infancia.
  • Se estima que solo 1 de cada 30 casos de abuso sexual a individuos con discapacidades es reportado.
  • Más del 60% de los casos, el abuso se comete a través de engaños o amenazas, sin violencia explícita.
  • Según UNICEF mas de 10 millones de niños sufren explotación sexual forzada en el mundo, lo que equivale a aproximadamente 2,700 casos nuevos cada día.

Medidas preventivas que debemos adoptar

Participe en las actividades de sus hijos
Participe decididamente en las actividades de su hijo, conozca a sus amigos y supervise sus actividades extraescolares. Muchos casos de abuso sexual se pudieron haber evitado con la sola vigilancia de los padres.

Indague a fondo los antecedentes y la reputación de cualquiera que tenga que pasar tiempo a solas con sus hijos, usted sabe: vecinos, familiares, maestros, médicos, entrenadores deportivos, niñeras, etc.

Aprenda a escuchar
Los niños casi nunca hablan abiertamente del tema por vergüenza o por temor a la reacción de sus padres. Así que escuche con detenimiento. Preste atención hasta al más leve indicio. Si le preocupa algo que su hijo dice, conserve la calma y hágale preguntas para que se explique. Si él no quiere que venga cierto niñero o niñera, pregúntele por qué. Si le cuenta que un adulto juega con él a cosas raras, pregúntele: “¿Qué clase de cosas? ¿Qué te hace?”. Si se queja de que alguien le hizo cosquillas, pregúntele: “¿Dónde te hizo cosquillas?”.

No le reste importancia a sus respuestas. Los abusadores les dicen a los niños que nadie les creerá, y es triste decirlo pero eso es lo que suele ocurrir. El hecho de que los padres crean al hijo que ha sido víctima de abuso y lo apoyen constituye un gran paso para evitar que el abuso continúe y para que el menor se recupere.

Este atento a las señales no verbales
Los menores que experimentan una regresión en su comportamiento como volver a orinarse en la cama, apegarse en exceso a los padres o tener miedo de quedarse a solas, quizás esté enviando señales de que algo malo les está pasando. Desde luego, estos síntomas no son una prueba concluyente de abuso. Por eso, sondee calmadamente a su hijo para saber qué le afecta y así poder consolarlo, tranquilizarlo y protegerlo.

Eduque a sus hijos en materia sexual
Un convicto por abuso declaró: “Tráiganme un niño que no sepa nada de sexo, y les presentaré a la próxima víctima”. Estas escalofriantes palabras deben servirnos de advertencia a los padres. Un niño ignorante en materia sexual es mucho más fácil de engañar. Se que a muchos padres les cuesta trabajo hablar de este tema con sus hijos. Muchos padres sencillamente les dicen a sus chiquillos que las partes que cubre el traje de baño son privadas, personales y especiales que nadie puede jugar con ellas, ni mamá, ni papá, ni siquiera el médico. Cuando lo lleve al pediatra, expliquele que él va a comprobar que todo esté bien, y que por esa razón tal vez lo toque en sus partes privadas.

Enseñe a sus hijos a actuar con firmeza y resolución ante un abusador
Enseñe a sus hijos que nadie tiene por qué pedirle que tenga secretos para usted, y que en caso de que alguien lo haga, debe venir y contárselo a papá o mamá, aun si lo amenazan seriamente o si él ha hecho algo malo, siempre debe acudir y contarles todo. Para no asustarlo, tranquilícelo asegurándole que la mayoría de la gente nunca hará cosas como estas (tocarlo donde no debe o pedirle que guarde un secreto); y que tal como uno planea por dónde escapar en caso de incendio, estas instrucciones son únicamente por si acaso ocurre algo, y tal vez nunca ocurra. Muchos abusadores también amenazan a los niños con hacerle daño a los padres si ellos les cuentan, mi primer hijo todavía a sus 7 años pensaba que su madre y yo eramos una especie de superhéroes y que nadie podía hacernos daño (no me critique, muchos padres les mienten a sus hijos sobre Santa Claus y Reyes Magos).

Enséñeles acciones sencillas para protegerse en caso de que alguien intente aprovecharse de ellos y usted no esté presente. Un método muy recomendado es hacerlo en forma de juego. Los padres preguntan: “¿Qué harías si…?”, y el niño contesta. Pregunte al niño qué debería hacer si alguien tratara de tocarlo de manera indebida. Si se espanta con estas preguntas, cuéntele una historia usando como personaje a otro niño. Por ejemplo: “Si una niña está con un familiar muy querido y él intenta tocarla donde no debe, ¿qué crees que debería hacer ella para protegerse?”.  Un rotundo ‘¡No!’ o ‘¡No hagas eso!’ o ‘¡Déjame en paz!’ son recursos muy eficaces para ahuyentar a los abusadores y hacer que lo piensen dos veces antes de elegir a su víctima.

Haga pequeñas representaciones hasta que el niño sea capaz de rechazar con firmeza al agresor, salir corriendo y contárselo a usted enseguida. Y aunque parezca que ha aprendido bien la lección, se le puede olvidar al cabo de unas semanas o meses; así que ensaye con regularidad. Todos los implicados en el cuidado del niño, incluidos los varones, el padre, el padrastro y otros parientes, deben intervenir en estas charlas. De ese modo, todos le estarán prometiendo que nunca cometerán contra él este tipo de ultraje. Lamentablemente, muchos casos de abuso sexual se dan en el seno familiar.

Conozca las estrategias de los abusadores

El abusador no es tan tonto como para forzar a sus víctimas; prefiere, más bien, seducirlas poco a poco. Empieza eligiendo un blanco, por lo general un niño que parece vulnerable y confiado, y por tanto, relativamente fácil de manipular. Entonces lo hace objeto de especial atención. También es posible que intente ganarse la confianza de los padres. El abusador es un experto en fingir interés genuino por el niño y su familia.

Con el tiempo, el depredador comienza a preparar al menor para el abuso. Va aumentando de manera gradual el contacto físico dándole muestras de afecto, jugando a las luchas o haciéndole cosquillas, cosas que parecen totalmente inocentes. Tal vez le haga regalos costosos y empiece a apartarlo de los amigos, los hermanos y los padres para estar a solas con él. Entonces llega el momento en que le pide que esconda de los padres un secreto, ya sea un regalo que le ha hecho o una excursión que planea. Con estas tácticas prepara el terreno para la seducción. Una vez que se ha ganado la confianza del niño y de los padres, está listo para dar el siguiente paso.

De nuevo actúa con sutileza en lugar de emplear la fuerza o la violencia. Quizás se aproveche de la curiosidad natural que siente el niño por la sexualidad y se ofrezca a hacer de “maestro”, o le sugiera “jugar a algo especial” que será su gran secreto. Es posible también que le enseñe imágenes pornográficas para que vaya aceptando este comportamiento como algo normal.

Si consigue abusar del menor, entonces trata por todos los medios de que no se lo cuente a nadie, valiéndose de tácticas como la amenaza, el chantaje y el sentimiento de culpa. Pudiera decir: “Es tu culpa porque no me pediste que me detuviera” y “Si les cuentas a tus padres, van a llamar a la policía y me van a meter en la cárcel para siempre” o “Este es nuestro secreto. Si lo cuentas, nadie te va a creer. Y si tus padres algún día se enteran, les hago daño”. Las tácticas astutas y maliciosas de estos individuos no tienen límite.

Fuente:
http://foro.univision.com/univision/board/message?board.id=abusoinfantil&message.id=3065
http://www.watchtower.org/e/200710/article_02.htm
http://www.pare.com.pe/estadisticas.htm

Anuncios

8 comentarios en “Abuso sexual de menores: lo que debemos saber?

  1. Yo considero que es un tema muy importante debido a que nuestros hijos independientemente de la edad en la que se encuentren están en la lupa de estos depredadores, es importante difundir el tema y concientizar a los demás sobre ello, aunque podría ser un arma de dos filos al exponer estos tipos de tips a un depredador para usarlos en contra de inocentes..

    Gracias Sergio Keep it up.

  2. Excelente el tema, esta muy claro e informativo, estos tipos de bloqs son los que tendrías que escribir mas a menudo, es importante que se difunda este tipo de información y así poder concientizar a todo el mundo de los peligros por los que pueden estar expuestos nuestros hijos dentro de la misma sociedad donde vivimos.

  3. Tengo dos pequenas de 4 y 3 anos, mi novio se fue de nuestro lado cuando estaba embarazada de la bebe, osea casi 4 anos sin tener una relacion seria. Todo por el temor a llegar al siguiente paso que es el acercamiento a mis hijos. Quiciera saber si hay una forma mas facil y rapida de identificar estas personas, antes de poner a mis hijos en riesgo, suena como que los tengo que usar como carnada a ver si cae, y no quiero ponerlos en riesgo minimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s