La primera novela corta de mi hijo Oscar

El día de ayer me dedique a molestar a mis ‘followers’ de Twitter para invitarlos (casi hasta el acoso) a que leyeran la primera novela corta de mi primogénito. Hoy me toca tratar de convencer a mis 10 blogtores.

Oscar, mi hijo, es un ávido lector. Es capaz de devorarse un libro de buen tamaño en una semana. Recientemente, y sin que fuera totalmente de mi agrado, le dio por leer a Stephen King, y poco después de leer una buena cantidad de sus libros nos comentó que le gustaría escribir una novela y nos empezó a contar algunas de sus ideas. Si usted es padre, de seguro ya sabe que es un gran reto enseñarles a los hijos a definirse metas y a esforzarse por ellas, es un reto por partida doble. Cómo mejorar nuestras habilidades de facilitadores y motivadores, al mismo tiempo que desarrollamos valores como la disciplina, el esfuerzo y el trabajo duro. En el seno familiar: Aqui es donde se ganan las guerras.

Cuando por fin nos la enseñó terminada me dio gusto y me gustó. Claro que es la tendencia normal de los padres de magnificar los buenos esfuerzos y, con mas ganas, los resultados. Pero gran parte de la belleza de ser padre esta en las satisfacciones que nos dan nuestros hijos.

Abajo está la primer novela corta de mi hijo Oscar Alberto, la terminó poco después de cumplir 13 años. Publicó su primer ‘cuento brevísimo’ antes de cumplir 8, junto con otros niños de su escuela. Cuando nos comentó que tenía la inquietud de escribir una novela nos lo tomamos en serio, no lo dudamos. Pero pensé que era un proyecto a mediano plazo y que tal vez estrenaría sus 15 años y su primer novela casi al mismo tiempo. No fue así, siempre ha sido un precoz. No es una novela larga, pero es una novela.
Debo admitir, que cuando la leí por primera vez me sorprendió. Por muchas cosas, por como enmarca la historia retratando las dualidades casi caricaturescas de nuestro México; por ubicarse en la trama tan aislado y después presentarse súbitamente; por usar ese recurso donde la primera entrada es, en realidad, el remate; por su perseverancia; por hablar de lo cotidiano como si fuera tan trascendental; y finalmente por narrar historias.

Ahora, esta la idea que alguien use su novela para un cortometraje. Ya veremos que pasa!

Gracias, te amamos hijo!

La uña enterrada y el pie lastimado

Por Oscar Alberto Hernández Olea

1

Escuchó un ruido que lo despertó de su sueño profundo. Caminaba a tientas en medio de la noche buscando una vela para que terminara con la oscuridad que atormentaba su casa.

Dio un respingo por ese dolor que se apodero de él, ese dolor tan fuerte nunca había sentido a sus apenas once años de vida. Su pie izquierdo –específicamente el dedo gordo– había chocado contra una de las patas salidas de un mueble mal hecho que encontró de camino al pueblo. Cuando por fin encontró la vela y las cerillas, después de haber encendido la vela fue a dormir, o más bien lo intento.

A la mañana siguiente lo despertó una punzada en el dedo gordo del pie.

Cuando su mamá llegó del mercado, el niño contó lo que la noche anterior había pasado.

La mamá tenia apenas quince años mas que su hijo, era delgada, chaparrita, cabello negro y sus ojos color café oscuro. María estaba desesperada porque no sabía que hacer, no tenia dinero ni nada que vender. ¿Qué había de valor en su casa?, ¿una vela a medio terminar?, ¿un mueble mal hecho?, ¿vasos de plástico? No, no hay nada de valor en esa casa de madera con cartón que tiene una lamina por techo. Pero había una solución.

2

A la mañana siguiente se encontró en el despacho del señor más adinerado del pueblo, don Agustín.

Y, ¿cuánto dinero necesita? –preguntó don Agustín.

Na´mas setenta pesos pa’ pagarle al curandero– dijo la señora María.

¿Y usted cree que’l curandero va sanar a su huache?– dijo don Agustín.

Pu’si Don Agustín el curandero es requete bueno –dijo María– Y pu’s es pa’ lo que me alcanza.

Bueno, pues de lo único que le puedo dar trabajo es como lava trastes –dijo don Agustín

Pu’s que le hace con que tenga chamba ta’ bien –dijo– y ¿pu’s cuando empiezo?

Hoy mismo le daré diez pesos diarios ¿Qué le parece?

María solo asintió con la cabeza.

3

Cuando regreso de casa de don Agustín, con la paga de ese día por supuesto, ya eran cerca de las ocho de la noche.

Cuando llego a su casa una tenue luz entraba y alumbraba el mueble mal hecho donde se encontraba la vela y las cerillas. Una vez prendida la vela cerró la puerta, en ese momento escucho la risa de su hijo. María dio un salto por el susto y casi se le cae la vela. Volteo la cabeza y cual no fue su sorpresa cuando vio a su hijo acostado sobre su petate, riendo y asintiendo como si estuviera loco.

¿Con quién habla m’ijo?– preguntó la mamá muerta de miedo.

Con el lobo ‘ama –dijo el niño, al tiempo que una ventisca apagaba la vela, pero una pequeña parte de la luz de la luna entraba alumbrando la cara del niño de una forma macabra.

María paso la mano por la frente del niño y sintió como hervía su piel.

4

Ayer en la noche ‘tabas bien enfermito m’ijo hasta lucinastes – comentó María

¿En serio? –pregunto asombrado el niño.

Si, oye… voy a ir a trabajar a casa de Don Agustín –dijo María un poco apenada.

Pa’ que saques el dinero del curandero ¿verdad? –pregunto el niño.

Si. Le voy a decir a mi compadre Macario que venga a darte la vuelta ¿’ta bien?

Pu’si.

5

Cuando hubo terminado su ultimo día de trabajo fue a la casa del curandero y…

¡Como que no’sta! –dijo María a punto de perder los estribos.

Es que no se encuentra doña María entienda que salió a…

A mi no me importa a donde halla salido –interrumpió María– yo quiero que cure a mi hijo.

María enfadada de tantas explicaciones, o mejor dicho excusas, salió con paso decidido a la casa de su compadre Macario sin ninguna razón aparente. Una vez en la casa de Macario…

Es que no pude ser compadre –dijo María.

Si comadre te entiendo.

Que me va andar uste’ entendiendo compadre, uste’ ni hijos tiene –dijo la joven señora.

Bueno, si pero…

Nada de peros compadre –interrumpió María– Uste’ no sabe que se siente y esa es la verda’.

Lo único que puedo hacer por uste’ comadre es prestarle dinero pa’ que vaya en camión a la ciuda’ y ahí se las arregla pa’ que le curen al chamaco.

-Pu’s ya que compadre!

6

La central de autobuses de la ciudad estaba justo a un lado de un hospital del ISSSTE. Una vez dentro, caminó y espero cerca de tres horas, mas o menos. Su hijo ni podía caminar del dolor que tenia en el pie. Cuando por fin los atendieron dieron el nombre del niño y entraron a la sala donde el doctor se encontraba. Media hora después de pasar a la sala del medico, María escucho entre sueños el nombre de su hijo, despertó.

Mamá de Oscar Hernández –gritaba la enfermera- Mamá de…

¡Aquí estoy! ‘pereme un momentito –María corrió a la velocidad que su cuerpo le permitió.

¿Usted es María Pineda? – pregunto la enfermera.

Si soy yo –respondió.

Pase el doctor la esta esperando.

Cuando entró en el consultorio…

Pensé que ya te habías ido –dijo Oscar.

No es que’staba dormida.

Oscar entrecerró los ojos como si no creyera lo que su mamá había dicho.

Tome asiento –dijo el doctor.

María accedió.

Señora, mmm?…

María, María Pineda.

Señora María, su hijo tiene …

FIN

Derechos de autor

Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons Atribución-No comercial-No Derivadas 2.5 México, que le permite copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre y cuando atribuya el crédito al autor, no haga uso comercial de la obra y no altere, transforme o genere una obra derivada a partir de esta.

Atribución. Debes reconocer la autoría de la obra en los términos especificados por el propio autor o licenciante.

No comercial. No puedes utilizar esta obra para fines comerciales.

No Derivadas. No está permitido que alteres, transformes o generes una obra derivada a partir de esta obra.

  • Al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar bien claro los términos de la licencia de esta obra.
  • Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor
  • Nada en esta licencia menoscaba o restringe los derechos morales del autor.

Dispone del texto legal completo en la siguiente dirección.

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/mx/legalcode

©2009-2010, Oscar Alberto Hernández Olea. México

Puedes descargarla en formato PDF en el siguiente link:

La uña enterrada y el pie lastimado.

Share

29 comentarios en “La primera novela corta de mi hijo Oscar

  1. HIJO, VERDADERAMENTE ME SORPRENDISTE CON TU NOVELA, LA FLUIDEZ DE TU ESCRITURA Y LA IMAGINACIÓN QUE TIENES, ASÍ COMO UBICARTE DE MANERA PERSONAL Y FAMILIAR EN EL CONTEXTO. FELICIDADES, SIGUE ADELANTE, SIGUE SOÑANDO, CREO QUE LA NOVELA SON LOS SUEÑOS DE PERSONAS COMO TÚ QUE TIENEN ESA CAPACIDAD: LA DE SABER PLASMAR LO QUE SUEÑAN O DESEAN SOÑAR PARA QUE SUS LECTORES TAMBIÉN SUEÑEN SUS SUEÑOS.
    TE AMA ELI OLEA

  2. Oscar felicidades ojalá hagas mas novelas.

    Acabo de leer tu primer cuento ‘EL CASTILLO EMBRUJADO’ tenias mi edad mas o menos cuando lo escribiste. SALUDOS🙂

  3. Hola Oscar,..me recuerdas…?. soy tu tia Eva…
    y bueno…. te felicito… te reconozco….y admiro…!!
    x ke, tu.. puedas a tu corta edad cristalizar tu sueños…
    y pido a Dios.. ke te diga dando sabiduría e inteligencia..
    pero sobre…. Dios te bendice…. un fuerte abrazo….
    y repito te admiro….!!! y sobre todo el apoyo de tu madre…
    ke valientemente..ha sabido guiarlos… felicidades… un beso..

  4. Te amo hijo, espero que el escribir no te robe tiempo de tus tareas escolares. Creo firmemente que la buena lectura engrandece a la persona, la escritura dice cuan lejos esta puede llegar.

  5. Hay mas comentarios en Twitter & Birddi. Estos los agregaré a la versión final en formato PDF que estará listo en breve.
    La portada va a ser una foto de mi hija la fotógrafa y la contraportada un dibujo de mi otra hija la artista.

  6. Estoy realmente sorprendida al terminar de leer la novela y al ver que es alguien que conozco y mas admirada al ver que eres tu Oscar, me siento muy orgullosa de ti y ver que eres una persona con mucho talento, he de confesar que cuando leí el correo pensé que era una cadena más, pero en realidad te felicito muchísimo, porque estas demostrando a tu corta edad, el talento y el don que Dios te ha concedido, sigue así adelante que tendrás el apoyo incondicional de muchos que te amamos…
    Banny-Nevai Juarez Olea

  7. Oscarito ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….
    Me dejaste mudo, muchas felicidades, es solo el principio, te quiero mucho creo que ya lo sabes.

  8. Oscar,
    La verdad es sorprendente como a tu corta edad seas capaz de escribir tan bien. Te felicito y te pido de favor que le pases tips a tu papá (que buena falta le hacen) a ver si mejora su blog. Estoy seguro que el talento lo has de haber desarrollado con los genes de tu madre.

    Saludos!

    nq

    p.d. No te agüites Checo, sigue echándole ganas. Tal vez algún día logres llegar a ser como tu hijo.

  9. Me gusto mucho su forma de narrar e imaginar la historia…pero mas me gusto la forma tan abrupta en que se presento en la historia, de un principio no lo note, hasta que recordé su nombre…Yo como tu amigo Sergio me siento muy orgulloso de que vayas direccionando muy bien la vida de tu hijo y que a su vez el este desarrollando su intelecto de tal magnitud, para un niño de su edad….Felicidades Oscar y sigue estudiando mucho para que te forjes un buen futuro y una vida prospera………saludos

  10. Hola Sergio, saludos…he estado accesando a los diversos artículos publicados en tu blog. Me han parecido de bastante interés.
    Me llamo gratamente la atención la novela escrita por tu hijo Oscar, a quien recuerdo cuando estaba muy pequeño.
    Oscar: Felicidades, conserva tu habito de leer y de escribir, tu novela es muy buena, con una buena estructura y con mucha sustancia, es increíble como a tu corta edad logras percibir ya las complicaciones y embrollos de el día a día de muchas familias mexicanas.
    Debo decirte Oscar, que en lo particular seria de mucho interes que cuando tengas la 2a. parte de la Novela con el desenlace de esta historia nos la compartas…
    Sergio: Felicidades por tu blog… Nos mantenemos en contacto

  11. Hola Oscar buen día, era de esperarse algo así de ti Oscar ya que tu abuelita Martha siempre nos ha contado lo inteligente que son sus hijos, y muchas felicidades a tus papás por la dicha de disfrutar un hijo como tu y que bueno que te inculcaron el gusto por la lectura y están viendo los resultados.

    Me tome el atrevimiento de leerle tu novela a nuestra abuelita Mari, y hubieras visto la sonrisa que se le dibujo en sus labios al escuchar el nombre de la mamá de Oscar, tu sabes por que y esto fue lo que dijo: “Ay mi padre se acordó de su abuela”.

    Felicidades a todo tu familia por tener a un hijo tan capaz, echale ganas!

  12. Que puedo decir sin sonar parcial? Me encanto tu primer novela. Hijo te amo. Espero sinceramente que este sea la primera de muchas historias que escribas. Eres grande hijo.

  13. He leído que desean leer la segunda parte de la historia, pero en realidad no la hay. Lo que tiene el hijo es el mismo titulo.

    No habrá segunda parte, puesto que ya es mucho sufrimiento para “Maria Pineda” ser pobre. jaja.

  14. hola Oscar, soy tu “hermana mayor”,

    Creeme que para tu corta edad vas muy avanzado, no dudo que mas adelante estés en la lista de los mejores escritores, solo no pierdas de vista tu objetivo y cumple todas aquellas metas que te propongas, mucha suerte y felicidades … T.Q.M. Pao

  15. hola Oscar,soy Alicia (estudiaste conmigo en 1° d´sec.) te encontre en facebook y me llamo la atencion “tu novela” es por eso que estoy aqui,la leí, me parecio interesante,desde que te conocí supe que harias cosas buenas creo que este es el comienzo de algo grande solo te puedo decir FELICIDADES espero mas de ti,sabes que puedes contar conmigo (aunque nunca nos llevamos bien) eres muy inteligente te lo digo,espero y seas mejor cada dia y deseo de corazon que te valla bien…
    cuidatee muchoo ^^

    te desea lo mejor ALICIA!

  16. que bien oscar que imaginación la que tienes me ubira encantado haser una novela a mi mis felicitaciones ojala agas otras quioero leer el resto de novelas que sacaas mas adelante jajajjajj perdon por el jajjajaj es qe siempre lo pongo bueno bay y ps quiero volver a ver otra novela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s